Archivo de la categoría: Cuentos Maravillosos

Historia fictica que puede contener personajes folkloricos —tales como hadas, duendes, elfos, brujas, sirenas, troles gigantes, gnomos y animales parlantes— e incluir encantamientos, nomalmente representados como una secuencia inverosímil de eventos.

La mare dels pèixos

Origen: Comunidad Valenciana, Bèlgida.

Versión Valenciana de El Castillo de Irás y no Volverás.

La mare dels pèixos

La mare dels pèixos

Sinopsis: Érase una vez un matrimonio mayor que vivía en Dénia cuyo deseo era tener hijos; desgraciadamente para la pareja, no podían tenerlos y por eso estaban siempre muy tristes. Un día el marido tuvo un sueño en el que se le aparecía una hada que le decía: “Ve con tu barca a pescar y tira la red. Los peces que cojas déjalos en capazo y verás cómo se convierten en niños”.
Al despertarse Jaume se lo contó a su mujer, salió a pescar y aquel día pescó un pez de tres cabezas y dos colas que hablaba. El pez le dijo: córtame las tres cabezas y las dos colas, después le darás una cabeza a tu mujer, la otra a la perra y la otra a la yegua. Recuerda, las colas no has de tirarlas, sino que has de plantarlas en tu huerto. Así lo hizo y, al cabo de un tiempo, la mujer tuvo dos hijos, la perra dos cachorros y la yeguas dos potros; De las colas plantadas surgieron entonces dos espadas. Pasó el tiempo y los niños crecieron y Jaumet, el hijo mayor, decidió marcharse a recorrer mundo y hacer fortuna. Antes de marchar su padre le dio una espada y le aconsejó que si se acercaba a una persona mala y la espada brillaba; habría de alejarse en seguida de esa persona. Jaumet llegó al pueblo de Castalla donde cada quincena hacían un sorteo para saber quién iba a ser el desafortunado que serviría de alimento al malvado dragón de siete cabezas. Sigue leyendo

Anuncios

El Castillo de Irás y no Volverás

Origen: Castilla y León.

Versión Castellana de La Mare dels Pèixos.

El castillo de iras y no volveras

El castillo de iras y no volveras

Sinopsis: Érase una vez un pescador con siete hijos. Un día, éste pescó un pez que le dijo:-Pescador, pescadorcito, suéltame y tendrás toda la pesca que tú quieras. El pescador decidió soltar al pez e irse a pescar otra vez, pescando así con ayuda del primer pez un montón de pececitos. Después de varios días de buena pesca se compraron una casita y ropa, no faltándoles de nada.

Entonces la mujer, a la que ya le parecía extraña tanta bonanza, le sonsacó a su marido cómo estaba consiguiendo tan buena pesca enterándose así de la historia del pez mágico. Cuando el pescador tiró la red pescó otra vez al pez mágico y éste le dice: dale mi cabeza a la perra, la cola a la yegua, el cuerpo a tu mujer y las tripas las entierras en el corral. Y así se hizo, a los tres meses nacieron tres perritos rubios, tres yeguas también rubitas y tres niños. Y en el corral, tres lanzas. Y los niños era no sólo guapos sino que iguales. Y llegaron a ser mocitos ya los tres niños y dijeron: -Mire usted, padre… Nos marchamos. ¿Qué hacemos aquí los tres? a lo cual el padre les dijo que cada uno se llevara una lanza, un perro y un caballo. Al despedirse, el padre les dio a cada uno una botella de agua clara, y les dijo:-Cuando se enturbie esta agua, es que os pasa algo. Tomaron cada uno su dirección y después de caminar mucho, mucho…, entraó uno en un pueblo y al ver que estaban todas las mujeres llorando les preguntó:-¿Qué les pasa, mujeres? ¿Por qué lloráis? a lo cual le respondieron:-Pues, mire usted… porque una serpiente de siete cabezas se presenta todos los años… Sortean a una moza -para entregársela. Y este año le ha tocado a la hija del rey, que es muy guapa. Y no hay salvación para ella. El hombre se comprometió ante las mujeres a matar al dragón y una de ellas le dijo que entonces el rey le concedería riquezas y la mano de su hija. Sigue leyendo

Esclafamuntanyes

Origen: Comunidad Valenciana, Xixona

Versión Valenciana de Juanillo el Oso.

Rondalles Valencianes

Rondalles Valencianes

Sinopsis: Cuenta las aventuras de un héroe de cualidades extraordinarias. En este cuento cuatro hermanos deciden recorrer el mundo buscando una aventura. Los hermanos se llamaban Passaponts, Arrancapins, Plegallana y Esclafamuntanyes. Estos llegaron a un castillo, el de Penàguila, donde un gigante negro, salido de la chimenea, les dio una paliza. El más valiente de los tres, Joan Esclafamuntanyes, decidio entonces perseguirlo y bajar por un pozo en cuyo fondo encuentró una construcción subterránea con tres princesas secuestradas, que nuestro héroe Joan libera e iza fuera del mismo.

Los hermanos abandonan entonces a Esclafamuntanyes cogiendo a las princesas y al tesoro que había encontrado su hermano, llevándolo todo al rey de Bucària, pues las chicas son hijas de este rey. Finalmente y después de unas tretas de Esclafamuntanyes en las que este tiene ayuda del gigante, pues este le concedía deseos, consigue casarse con la princesa de la que está enamorado, Rosa Darrerina, y perdonará a sus hermanos.

Juanillo el Oso

Origen: Castilla y León, Burgos, Villadiego.

Versión Castellana del Esclafamuntanyes.

Juanillo el Oso

Juanillo el Oso

Sinopsis: La historia comienza con una mujer y un hombre enamorados que se casan. Sin embargo, la felicidad les duró poco, pues ella fue secuestrada por un oso a los quince días estando embarazada. Nueve meses después, la mujer dió a luz a un chico llamado Juanillo, que acabó adquiriendo una fuerza extraordinaria por comer lo mismo que el oso. Finalmente, después de unos años la madre consigue escapar con su hijo de la cueva en la que estaban secuestrados ella y su hijo gracias a la ayuda de este, pues consigue mover a la edad de siete años una roca gigante que taponaba la puerta. Sin embargo, apareció de repente en escena el oso y Juanillo lo mató de un solo puñetazo. Después de unos años viviendo en un pueblo lejos de su antiguo hogar, el chico, al ser demasiado diferente como para llevarse bien con el resto de sus compañeros marchó a buscar aventuras por el mundo a la edad de quince años. Éste, antes de salir le pidió a su padre que le hiciera una cachava de diez quintales para hacer sus corredurías con ella. Además de entregarle ésta, su padre le dió quinientas pesetas.;y sólo entonces salió por el mundo.

Por el camino se encontró nuestro héroe de repente con un tipo que cogía pinos y los arrancaba, a lo que Juanillo le preguntó si quería ir con él de aventuras por el mundo, aceptando así el hombre de buena gana. Después de un rato se encontraron con otro que se sentaba en el suelo en los altos y los ponía llanos y le realizó la misma pregunta aceptando este también. Estuvieron entonces andando varios días hasta que se encontraron los tres frente a un castillo llamado el castillo del Diablo. Entraron en él al no ver a nadie y sí un montón de comida y decidieron pues quedarse allí y meterse a cazadores.

Sigue leyendo