Archivo de la categoría: Leyendas

La leyenda tiene unos trazos históricos y geográficos evidentes al situar los hechos en lugares más o menos localizables que son protagonizados por personajes históricos o acompañantes de los mismos que bien pudieron existir.

Anónimo

Origen: Castilla y León, Zamora.

Boa Zamora

Boa Zamora

Versión Castellana de La Serp Tereseta.

Sinopsis: En la ermita de la Virgen del Camino, en Zamora capital encontramos una serpiente boa disecada, de seis metros de longitud, colgada de la pared en posición horizontal, justo encima de la puerta de entrada. En este caso, es el pastor después de volver del frente, quién se enfrenta con el animal ya que había matado a numerosas personas en su ausencia, no atreviéndose nadie a frecuentar el lugar.
Para acabar con el repelente animal Ofidio(que así era cómo se llamaba el pastor) ideó un plan. Acudió con un espejo y un cuenco de leche al lugar. La serpiente al verse reflejada en el espejo, creyó que ese congénere le arrebataría sus alimentos por lo que estableció una lucha tremenda contra la imagen del espejo hasta que cayó agotada, momento que aprovechó el astuto pastor para acabar con la vida del reptil de unas cuantas cuchilladas.

Anuncios

Anónimo

Origen: Castilla y León,, Santa María la Real de Nieva/Segovia.

Santa Maria la real de la nieva

Versión Castellana de La serp Tereseta.

Sinopsis: En el monasterio de esta localidad, -declarado monumento nacional-, podemos encontrar la piel disecada de una enorme anaconda que, rellena de paja y colgada en vertical en el interior del templo, junto a la puerta principal, despierta la atención de visitantes y curiosos.

Para explicar su extraña procedencia, los lugareños cuentan que un pastor que alimentaba a la serpiente con leche fue llamado a filas, donde permaneció dos años; a su vuelta, desgraciadamente, el animal, que ahora era de un tamaño gargantuesco no lo reconoció y atacó al pastor. Por la seguridad de sus conciudadanos, aunque más por la suya propia, no nos vayamos a engañar, solicitó el pastor los servicios de un cazador asegurándole que se trataba de matar un conejo. El pobre cazador creyó al pastor y al ver a la gigantesca serpiente no pudo hacer más que encomendarse a la Virgen de la Soterraña; la Virgen, por supuesto intercedió por él y de un certero disparo mató al pobre animal.

La serp Tereseta

Origen: Comunidad Valenciana, término de Olocau.

Olocau

Versión Valenciana de Anónimo.

Versión Valenciana de Anónimo.

Sinopsis: En el término de Olocau, se cuenta que, había por allí un hombre que ejercía de leñador y carbonero, pues es bien sabido que el dinero nunca sobra y también en esa época se llevaba el tener dos trabajos a la vez. El caso es, que este hombre siempre estaba paseando por la sierra, o dedicándose a sus oficios, o vegetando y cierto día en el que el hombre estaba haciendo sus cosas, de debajo de unas rocas surgió una pequeña serpiente a tomar el sol. El hombre hizo que poco a poco ésta se acostumbrara a su presencia. Cómo pudo él preveer que el reptil iba a llegar a ser su mejor amiga? imposible y sin embargo, a medida que el tiempo iba pasando el hombre le iba cogiendo más y más cariño al pequeño reptil llegando icluso a ponerle un nombre: Tereseta.
Desgraciadamente y como pasa siempre en la vida todo lo bueno se acaba y llegó así el día en que se tuvieron que separar; la razón fue oscura, y es que el hombre mató a un pastor en una desafortunada reyerta y enviado a la cárcel durante años. Mucho tiempo después, cuando éste pudo salir de la cárcel lo primero que hizo fue buscar a la serpiente. Lo que no se pudo imaginar el pobre hombre, ni en sus peores pesadillas, fue el tamaño gargantuesco que había ido adquiriendo con los años su pequeña amiga. Y esto no era lo peor, para terminar de darle un susto de muerte al hombre, a su ahora gigante amiga le había crecido una cabellera como la de una mujer. Tras unos segundos incómodos, pues el hombre no sabía si iba a ser comido y la serpiente dudaba entre comérselo al instante o jugar con la comida, ésta decidió comérselo al momento, pues desde pequeña le enseñaron a no jugar con la comida.
Sin embargo, de repente ésta reconoció al que en un día fuera su mejor amigo, y no pudo evitar enroscársele al cuerpo para darle el cálido recibimiento que éste merecía. Cómo pudo ella preveer, que con tal acto mataría a su amigo casi en el acto? imposible, pero así fue.

Anónimo

Origen: Castilla y León, Valladolid, Medina del río seco.

Cocodrilo de medina del rioseco

Cocodrilo de medina del rioseco

Versión castellana de El Drac del Patriarca.

Sinopsis: En la conocida Ciudad de los Almirantes encontramos un viejo pellejo de caimán que cuelga del cancel de madera de la entrada de la iglesia de Santa María. Por estos lares se cuenta que cuando se estaba construyendo la iglesia, los obreros encontraban al día siguiente toda su faena destruida. No se sabía quién era el responsable de aquellas fechorías hasta que un día se descubrió al monstruo, que si bien era realmente horrible, pues era especialmente gigantesco, no era más que un cocodrilo. No creo necesario apostillar que al ver tal fenómeno de la naturaleza, todos huyeron en desbandada.
Pasaba el tiempo pues lentamente para los cuidadanos de Medina del río seco ya que cuando se tiene miedo, cada segundo es como un minuto y cada miuto es como una hora, así que imagínemonos cómo pasarían de lentos para ellos las horas, días y meses. Llegó un momento entonces en el que las autoridades, estando más que hartas de la situación, decidieron ante la falta de aguerridos voluntarios, proponer el trabajo a un preso a cambio de su libertad (claro, tan sólo si acababa con la fiera, pues no valía el cortarle una pata o la cola, no, pues eso no lo resolvería). Así fue como surgió de manera voluntaria (o casi) un aguerrido caballero (o casi) que acabó con el cocodrilo con una ingeniosa idea: se llenó de espejos de la cabeza a los pies, lo que hizo que el animal se desconcertara y quedara absorto, y no sólo por el atuendo estrambótico del aguerrido guerrero no, sino también al verse reflejado en los espejos. Aprovechó esto pues el héroe diciendo: -esta es la mía horrible monstruo- y acabó de un certero lanzazo con la vida del desdichado animal.

El Drac del Patriarca

Origen: Comunidad Valenciana, Valencia.

El drac del patriarca

El drac del patriarca

Versión Valenciana de Anónimo.

Sinopsis: Leyenda vinculada a los orígenes del Mercado pues es allí donde acaece la siguiente leyenda: hace muchos años cuando todo eso era aún un río y lodazal, se encontraba un dragón que atormentaba a los ciudadanos de Valencia comiéndose a cada ciudadano que tuviera la mala suerte de estar por esos lares. Un día, cansados de tal situación, las autoridades de la ciudad pidieron entre sus ciudadanos un voluntario para matar al dragón. Naide se atrevía, nadie era lo bastante valiente, pero hete aquí que un preso se ofreció para matarlo. -¿qué condición pones pues?- preguntaron los del gremio. Sólo una, dijo él: -mi libertad-.
Sucedió entonces que este hombre no era el más fuerte de Valencia, pero sí que era muy listo, y para enfrentarse al dragón se hizo con una espada a dos manos y una armadura de espejos.
Cuando llegó el momento del enfrentamiento entre caballero y dragón, el caballero de cristal dejó atontado al dragón con su armadura, pues en esta se reflejaba el sol; entonces, el caballero aprovechó para clavarle la espada en la garganta.
Pero aquí no termina la leyenda, pues es posible que cuando la cuentes te digan: -es un cuento para niños o -es tan solo una leyenda para niños-, pero al incrédulo respondedle tal sentencia: hoy en día, incluso después de tantos años, es posible encontrar los restos del dragón en el colegio del Patriarca.